jueves, 29 de septiembre de 2011

CAPITULO 0 “EL CADAVER DE LA NOVIA” (X) “Operación Libertad: Como Matar una Ciudad…”


CAPITULO 0
“EL CADAVER DE LA NOVIA” (X)
“Operación Libertad: Como Matar una Ciudad…”

     Se que esto debería ser un poco intenso, pero solo mencionare en este momento lo mas importante del video, pues estoy contando mi historia de cómo terminé en esta cárcel, desde donde escribo este diario, aunque mi novia… mi exnovia sea la protagonista de este capitulo. Aquí describiré los acontecimientos mas importantes que pudimos ver en el video, mientras nos detuvimos a descansar un rato en un supermercado, mientras tomábamos previsiones y dormíamos un poco…

     Día -1: Este era el principio del video… No existía mucho fuera de lo normal, los muchachos habían comenzado a grabar el video en una de sus reuniones, informando lo que iban a hacer al día siguiente, se podían ver los planos, hablaban de las áreas por las que entrarían, donde estaban los animales que liberarían y que a futuro también harían lo mismo con cualquier institución que hiciera experimento con los animales. Por lo que no fue nada del otro mundo…

     Día 0: Al principio del video todo parece normal, los chicos van, la cámara graba algunos momentos del día, mientras se preparan para la “Operación Libertad”, donde llegarían a las instalaciones de investigación, y buscarían liberar a los animales… Las cosas les estaban saliendo como querían, los pocos guardias estaban justo en los lugares que esperaban a las horas que esperaban, incluyendo los cambios de guardia, lo tenían todo cronometrado y planificado, con muchos detalles.

     Lo interesante del video ocurre ya a la media noche (se podría decir que el inicio del día 1), cuando logran acceder a las salas de experimentos, encuentran laboratorios con muchos objetos de vidrios, pruebas de sangre, que empezaron a arrojar a los bajantes, lo lanzaron a la alcantarilla, a la basura ya rotos, y destruyeron las botellas con especimenes de animales muertos…

     Muchos de esos animales eran ratas, monos, pequeños lagartos (lagartijas, iguanas, cocodrilos bebes o babas…), y cosas así que tenían estados de descomposición muy avanzada, la habitación empezó a oler fuertemente a Éter según ellos mismos informaban, poniéndose las mascarillas que habían llevado por si los atacaban con gas lacrimógeno o algo así y uno de ellos juraba que había visto como unas serpientes y ratones que debían de estar “muertos” dentro de los frascos habían salido corriendo y escurriéndose por el alcantarillado y el desagüe.

     Después entraron en otra habitación, donde encontraron animales vivos… La imagen era aterradora, los monos se les caía la piel, los perros les faltaban los ojos o le colgaban las tripas, y las vacas, a ver esas vacas me recordaron aquellas vacas que vimos de camino a la ciudad.

     Uno de los amigos, se acercó a las jaulas, y vio como los animales agresivamente buscaban atacarlo, se echaron a reír por el brinco que había pegado, y luego prepararon todo para mostrar una “conferencia” a la cámara y le informaban al mundo que el maltrato a los animales deben terminar, que esa no es manera de dejar a los animales, mientras en el fondo uno de los muchachos, abría la puerta para la liberación de las vacas al campo por la parte trasera con un botón.

     “No se debe continuar matando a los animales para conseguir mejores formulas al maquillaje, o para probar nuevos virus y nuevas formas de matarnos…”, decía mientras se liberaban a los perros por la misma ruta de las vacas, hacia la libertad, “…y por último debemos aceptar que los animales son nuestros amigos y compañeros de este mundo…”

     Con esas últimas palabras, liberaban a los monos, que contra todo pronostico, en vez de buscar la misma salida como hicieron las vacas y los perros, consiguieron una abertura lo suficientemente grande entre el enjaulado, sus cuerpos casi gelatinosos pasaron fácilmente y comenzaron a atacarlos…

     Mi exnovia corrió frenéticamente a tomar la cámara, mientras varios monos se comían a uno de sus compañeros, las imágenes se movían muy rápido pero se logro ver que los animales comenzaron a perseguirlos aún con su compañero tirado en el piso. Cuando salieron las alarmas habían sido disparadas, y algunos guardias estaban intentando de mantener a los perros que los atacaban frenéticamente.

     Los chicos salieron corriendo del lugar, había quedado uno dentro de las instalaciones, pero según hablaban en el video mientras corrían, todos habían acordado eso, si alguno era atrapado iba a ser dejado atrás, y luego buscarían liberarlo. Pues al parecer aún creían que lo encontrarían con vida…

     Unas millas mas allá del complejo, se encontraron con una de las vacas que habían liberado y se detuvieron a contemplarla y grabarla para demostrar lo que debía ser la libertad antes de seguir su camino, la vaca comenzó a caminar hacia ellos y uno de los chicos se acerco a la valla para acariciarla, obteniendo una mordida fuerte en el brazo, que tuvieron que vendarlo y llevárselo a la universidad así mismo…

     Dia 1, Medio día: Al parecer el siguiente segmento hablaba del día siguiente, habían amordazado a su compañero William, (así se llamaba el que fue mordido por la vaca), le habían vendado y le inyectaban antibióticos para contrarrestar la infección que parecía tener, pues se sentía con fiebre pero estaba frío y la piel se le ponía gris. En el periódico local apareció que un grupo de desconocidos habían atacado el centro de investigaciones de la universidad, liberando a numerosos “especimenes” que contenían poderosos agentes y nadie quería decir que tan peligroso era todo, sencillamente le pedían a los ciudadanos que no se acercara a los animales pues podían contener “La rabia” mutada con la que buscaban una cura definitiva a dicho mal.

     Ya que existían varios ataques reportados en la radio, decidieron ir al hospital y llevar a William para que lo revisaran, dirían que había sido mordido por una de esos animales y lo dejarían ahí… Puesto que a la ciudad habían llegado rápidamente escuadrones militares para verificar y prestar ayuda a la población. De ese primer día no se tenía más nada.

     Día 2: William lo habían declarado muerto, los perros habían estado sueltos por la ciudad, y al parecer ratas, cucarachas y culebras se encontraban por las alcantarillas, el escusado y casi cualquier abertura donde pudieran meterse, para llegar a las personas, morderlas, comerles un poco de carne y salir huyendo antes de que las mataran. El periódico había sido clausurado y tomado por la guardia nacional, las estaciones de radio solo transmitían la señal de emergencias de tornado para que las personas se quedaran en sus casas, y los estudiantes en sus habitaciones…

     Se había formado varios grupos de juergas y fiestas alrededor de la ciudad, de los estudiantes en desacato a las autoridades, al parecer todas las llamadas estaban siendo interceptadas, pues cada vez que alguien llamaba a algún familiar y existía alguna señal de que intentarían avisar de algo que ocurriera la llamada se caía.

     Con la cámara mostraron que las líneas de Internet habían sido cortadas, y es extraño a pesar de que yo podía conseguir información del pueblo los primeros días que mi novia no se comunicaba conmigo y parecían reales, ellos decían en el video que habían descubierto algo, algo muy grande para que una operación de encubrimiento tan grande se estuviera dando.

     Habían familiares de varios estudiantes que habían llegado al pueblo, nada ni nadie les había impedido el ingreso al mismo, sin embargo se reportaba que muchos de los que habían intentado salir, desaparecían y no se sabía mas nada de ellos, mientras que otros, los que lograban regresar, decían que existían varios comandos en los bosques, aseguraban que habían dejado a una u otra persona que habían derribado algún disparo de alguien que nunca vieron, (mi novia decía a la cámara que podían ser francotiradores).

     Día 3: Se había proclamado la perdida de los derechos constitucionales, y el toque de queda todos los días. Durante el día las personas tampoco podrían salir de sus casas, o habitaciones en el instituto, si tenían a alguien enfermo o que hubiera sido mordido, debían bajar y ser llevados por el bus militar al momento de pasar por sus casas, si no tenían a nadie enfermo en su hogar, tenían que colocar una sabana blanca en la puerta, y los militares la registrarían y luego le darían bolsas con alimentos y agua no contaminada.

     Se pedía expresamente que no tuvieran contacto con ningún tipo de animal, cucarachas, culebras, ratas, lagartijas, vacas, perros, loros, arañas… que cubrieran cualquier abertura por la que estos animales pudieran ingresar a los hogares, y el hospital había sido declarado zona inhabilitada puesto que al parecer los militares ya no habían podido contener más a los pacientes y los casos en la misma, por lo que habían colocado puestos de campaña y primeros auxilios a las afueras de la ciudad donde llevaban a los enfermos.

     Día 4: El día había amanecido expresamente calmo, una fuerte neblina cubría la parte de la ciudad donde se encontraba la facultad, pero mi exnovia decía que no era neblina normal, que tenía un olor extraño, pero no tenía el típico olor a humedad o a grama mojada cuando eso ocurría… Había dicho que durante la noche habían escuchado muchos disparos, y explosiones lejos de la facultad, los disparos de metrallas, y las explosiones habían sido grabadas en parte en la cámara aunque no se pudiera ver nada se escuchaba claramente.

     En los pisos superiores se escuchaban muchos bochinches, se escuchaban a los muchachos discutiendo, golpeando las repisas, y las puertas, se escuchaban gritos de auxilio, pero nadie quería salir a ayudar a nadie… Ella estaba en su habitación con su amiga, porque durante la noche había salido a buscar a los demás muchachos para saber que iban a hacer, y se había encontrado a uno de ellos, pero este al verla la atacó y la mordió en el brazo. Describía a la cámara que le había dado una patada en las partes íntimas, pero él parecía que no le había dolido y continuaba buscando morderla y comerla.

     Ya nadie confiaba en nadie, no se podía saber quienes estaban infectados y quienes no, cuando sencillamente parecían estar caminando y al acercarse te lanzaban un mordisco. No se había visto a ningún militar durante todo el día por las calles, ni habían pasado los vehículos de alimentos y agua potable.

     Durante la noche del día 4 habían vuelto a grabar, habían llegado los amigos de mi ex buscándola para escapar, habían aparcado un vehiculo cerca de la salida norte, solo que no tenía combustible, pues al parecer los militares le habían sacado el combustible a todos los vehículos que pudieron conseguir. Decían que en las calles las personas infectadas con lo que sea que soltaron caminaban como deambulando sin rumbo y sin sentido. Pero bastaba y sobraba que escucharan algo, o “sintieran” a alguien y tomaban esa dirección en búsqueda de alguien más a quien comerse.
    
     Decían que las personas se habían puesto caníbales, que ellos no esperaban causar tanto mal, y no sabían como todo podía haberse salido de control tan fácil y rápidamente, y luego comenzaron a explicar lo que había ocurrido y porqué estaban de vuelta en el complejo estudiantil y no en el vehiculo huyendo de ese lugar…