jueves, 26 de agosto de 2010

CAPITULO 0 “EL CADAVER DE LA NOVIA” Primera Parte

CAPITULO 0
“EL CADAVER DE LA NOVIA” (En honor a Tim Burton)… (I)
El posible inicio…

    (El siguiente texto es de un sobreviviente de lo que podría ser un indicio de la primera cepa conocida)

    Un caluroso día de verano… en la Universidad de Carolina del Norte, todo es normal, algunos alumnos van por el Campus caminando con sus libros, el típico chico en su patineta haciendo pirueta para que las chicas lo pudieran ver, las porristas en su practica en el campo de Futbol mientras los Nerd se babean pensando en sus mas lujuriosas fantasías al ver a las chicas brincando y sudando con las mini-faldas y sus trajes ajustados…

    Si lo recuerdo, fue un día completamente normal para el resto del mundo pero para mí fue el primer día de una serie de días malos. Estaba desesperado,  ya tenía 5 días sin recibir respuesta ni correo de mi novia Amber, la cual claro esta se encontraba en otra universidad. Para mis amigos eso podría ser normal, para mí no. Ella y yo nos amábamos desde la secundaria, cuando aún éramos unos niños, y nos separamos por la universidad, y sin embargo aún con eso nos escribíamos todos los días, y por las noches nos conectábamos por Messenger (cuando aún existía el Messenger…), y hablábamos por videos-llamadas.

    Mi compañero de cuarto, Aníbal ya no me aguantaba, es el típico chico de barrio bajo, media como 1,90 o algo así, con la musculatura de un oso, y siempre andaba como de buen humor conmigo. No se como me soporta, pero siempre lo hace aunque ese día sabía que yo estaba desesperado. Dentro de 2 semanas empezaban los parciales y no lo dejaba ni estudiar con mi preocupación y conectado siempre en la computadora.

    Aníbal: Vamos Alex… ella no te esta haciendo mal, solo se ha retrazado, pudo haber tenido la menstruación, quedarse en la biblioteca, salir con sus amigas, no se… Sencillamente se le ha pasado estas 5 noches o anda full con los estudios…

    Alex: No, no, no y no… Ella por lo menos me hubiera mandado un mensaje diciéndome que se sentía mal, que iba a salir, que se había quedado en la biblioteca o algo… sencillamente ella no ha respondido ni si quiera mi celular, ni las llamadas, ni los mensajes nada. De hecho cuando entro en su contestadota con su clave al llamarla me aparecen los mensajes como nuevos, es decir que ni se ha dignado a escucharlos… pero cuando revise su GPS en la WEB sigue en la universidad. Ella y yo siempre sabemos donde estamos en cualquier momento, y su celular ha estado en movimiento, no se ha quedado quieto para decir que se le perdió o algo…

    Aníbal: Vamos tipo… ¿que tengo que hacer para que dejes de comportarte así? Sabes que vine a la universidad para convertirme en escritor y para alejarme de mi antiguo barrio, y ahora me encuentro contigo que no se que es peor… si tu o el barrio…

    Alex: Puedes ir conmigo a Alabama… dale… tomemos un viaje de unos días… piénsalo, po…

    Aníbal: NO… ni lo pienses, no voy a dar un viaje estúpido contigo por ir a ver a tu noviecita que de seguro esta tirando con el  líder del equipo de futbol para que te destroce el corazón por no querer aceptar que no te quiere contestar, y no te va a llamar.

    Alex: ¿Tu crees que pueda pasar eso? (en mis ojos salían unas lagrimas), Ella no puede estar con otro… me lo hubiera dicho… no se escondería y ya… ella… ella…

    Aníbal se había acercado a mí mientras me tapaba la cara para que no se vieran mis ojos de vidrio… me tomaba por el hombro y me agito con fuerza cuando pensaba que me abrazaría o algo así…

    Aníbal: Deja la pendejada… No se como lo logras, pero esta bien… Iremos a Alabama por tu novia, pero tenemos que conseguir un método de hacerlo que sea económico porque no pienso soltar ni un dólar en esto…

    Estaba hecho… Había convencido a mi compañero de cuarto a ir a Alabama en búsqueda de mi novia que no me respondía desde hace días…

    Lo siguiente fue buscar el medio de transporte, y la verdad, con el tamaño y la musculatura de Aníbal, y su preciado “amigo” David, el chico nuevo que no sabía nada de la universidad y era hijo de papá y mamá… Con su carro y la tarjeta dorada, estábamos hechos, aunque la forma de convencerlo no me gusto mucho…

    Aníbal: Ey David… Te tengo una proposición… vamos a tomar tu carro y nos damos un viaje a Alabama… allá esta la novia de mi compañero Alex y ella nos presentara unas amigas para que puedas iniciarte en esto de las citas universitarias y…

    David: Pero, en 2 semanas son las pruebas finales, estoy estudiando mucho y esto no esta para nada fácil, además mis padres me dijeron que no saliera mucho con el carro porque si le pasa algo ellos…

    Aníbal: Tranquilo hermano… sabes que no te lo pediría si de verdad no lo necesitara, Yo te protejo, yo te guío en tu camino y tú nos llevas a nuestro destino…

    Acercándose al oído le dijo algo para que yo no pudiera escucharlo, pero el poder leer los labios me ayudo a comprender sus palabras…

    Aníbal: Vamos chaval que creo que la novia anda con otro y eso será una historia épica para escribir en mi nueva novela… como algo extra podré tomar parte de esa información.

    Un puñito de amistad entre ellos y una sonrisa como si yo no me hubiera enterado, pero tenia que mantenerme firme, puesto que así lo necesitaba para poder continuar en pie. Ellos no sabían lo que yo sabía… Amber en su último correo… no mejor lo dejo para después…

    Algo que Aníbal no esperaba ocurrió mientras hablaba con David, a mi en el momento me pareció que era lo peor que podía haber ocurrido en esa situación hoy doy gracias a Dios que ocurrió así. Cuando ambos se disponían a acercarse a mí para empezar a trazar un plan se les apareció Santiago de la nada que lo había escuchado todo.

    A ver… como les podría explicar… Santiago era el típico Juerguista Colgado… o así me gustaba llamar a aquellos que venían a la universidad por el alcohol, las mujeres, y las fiestas más que por estudiar o hacer una carrera. Era un tipo un poco mayor a nosotros… creo que tendría como 3 o 4 años en la universidad ya, y cuando escucho a Aníbal mencionar, “viaje… mujeres…” eso para él significaba fiesta y diversión…

    Santiago: Amigooos… Como se van a ir de viaje, a buscar chicas y me van a dejar aquí ¿ha?, Vamos, ¿quien les pondrá buena música durante el viaje, quien les explicará cuales son los mejores lugares y las mejores ciudades por las que podemos pasar de camino? Solo su buen amigo Santiago puede ayudarlos en esta travesía…

    Alex: Vamos, que no queremos detenernos… queremos llegar directo a Alabama, mi novia tiene días que no me escribe y desconozco la razón de su proceder… quiero irla a ver. No mejor dicho tengo que irla a ver.

    Aníbal: Vamos santiago… vente con nosotros así disfrutaremos mas… (Me imagino que lo pensaba ya como una historia para una de sus novelas…) Tú pones la música y nos dices las paradas, Yo pongo mi ingenio y los ayudo a protegerse, David nos lleva en su carro y con su tarjeta dorada estamos hechos… y así Alex encuentra a su novia en una carrera de enamorados como siempre pasan en las películas…

    Y bueno… ¿creo que no tengo que contar mucho más al respecto verdad? Así empezó mi aventura que me dejo donde estoy ahorita… Por hoy estoy cansado… después les sigo contando…