lunes, 9 de agosto de 2010

Post Apocalipsis Zombie… Toda La Carne Debe Ser Comida… Una historia tan real como lo puede ser tu vida…


     Por razones de seguridad, muchos de los nombres de las personas, ciudades y algunos eventos serán cambiados en protección de los testigos y de los informantes.

PROLOGO

     Aún se desconoce como se inicio todo, se tienen conjeturas, se escuchan historias, sobre su origen, sobre su nacimiento y de cómo se extendió a la tierra, como se apoderaron de los humanos, y como es posible que evolucionara tanto y tan rápido.

     Hoy en día somos menos de una cuarta parte que existíamos en el siglo XXI, y “ELLOS” aún habitan en la tierra… Tenemos ya mucho terreno ganado, hemos recuperado ciudades y estados. Pero el mundo sigue en peligro… Cada año con los temporales y la nieve derritiéndose en el norte y el sur aparecen de nuevo. Ya tenemos técnicas para detenerlos, estamos mejor preparados ante una amenaza que en su nacimiento fue tan desconocido que nadie sabía como atacarlo…

     Los niños ya los ven y no les tienen miedo, ellos han nacido en un mundo donde ellos son algo normal, donde verlos acercarse a las ciudades, o caminar por las calles del pueblo es tan común como ir a comprar un helado, o jugar a la pelota un día sin clases…

     Pero ¿quien de nosotros, los jóvenes o los mas viejos que estuvimos ahí, que vimos el ataque inicial, la evolución, que escuchamos las noticias, que vimos como todo lo que conocíamos se venía abajo estaba preparado o listo para algo de esa magnitud? Yo creo que lo único que nos preparó es la imaginación del desaparecido cineasta George Romero, en su película “La noche de los muertos Vivientes”.

     Digo que se encuentra desaparecido porque todo el mundo del cine, del espectáculo, y demás es incierto aún, mientras buscamos regresar a lo que conocíamos como normalidad. Mas muy dentro de mi corazón y con los años que han pasado, ya no creo que sea posible regresar a la normalidad. Los que vivimos ese Apocalipsis nunca volveremos a ver esta tierra como el lugar que era…

     Si bien las guerras entre las naciones se han detenido, si bien ahora la política se reduce a las comunicaciones para informar nuevos ataques, y nuevas evoluciones que han venido apareciendo, las estimaciones mas cercanas que hemos tenido sobre regresar a la normalidad de nuevo, se estiman para dentro de 3 o 4 generaciones.

     Por ahora solo nos queda continuar la vida con estos “Zombies” como muchos los han llamado. Yo en lo personal sigo llamándolos “Ellos”. Ellos, se llevaron a mis padres, a mi hermano, a mi novia y en algún momento quise morir, en algún momento quise lanzarme en sus brazos y pertenecer a su armada inmortal y eterna, sin conciencia y solo buscando comer. El dolor de mirar a los ojos a mi novia mientras le disparaba en la frente nunca desaparecerá, pues me persigue todas las noches en mis pesadillas.

     Pero esto no será un escrito de mi vida, o por lo menos no todos los capítulos serán  de experiencia propia. Puesto que ahora que la tierra empieza a ser repoblada por los humanos, me tome a la tarea de conseguir a un verdadero culpable de este virus. Este “Virus de Rabia”, “La Ébola China”, “La Peste Africana”, o como yo la conocí, “EL Apocalipsis Americano”

     A través de estos escritos que hoy empiezo a dejar al público, cuyas publicaciones estaré haciendo llegar periódicamente, por un diario, por Internet, por correo a algún ciudadano para que lo publique como pueda, por la radio o por cualquier método disponible a mi alcance dejare las averiguaciones personales que he encontrado en el mundo. Si no logro desenmascarar al responsable, espero que alguien que crea en mi, que lea mis escritos o la persona que encuentre este diario personal continúe mis averiguaciones, y algún día tengamos el rostro de un culpable… Sea Dios quien libero este virus como método de aniquilación a la humanidad en el Apocalipsis, o sea un hombre cuya ambición provocara el desastre mundial…

     En algunos capítulos saldrán nombres, compañías, y posibles culpables del desastre, en otros solo contaré la historia de quienes sobrevivieron al Apocalipsis, o de quienes dejaron alguna huella en el caos del mundo, un diario entre los escombros de un pueblo, una hoja informando de algún desastre en una planta. Pero lo importante es que lo que me quede de vida, sea porque me alcancen “Ellos”, porque me mate la locura, o porque los culpables me desaparezcan, con el fin de que la humanidad siga creyendo que esto fue un desastre de Dios, seguiré averiguando, continuaré enviando mi mensaje, buscaré des-enmascar la verdad, contando la historia de aquellos que quedaron atrapados… Este es mi legado, y tú lo tienes a tu alcance…

     ¿Que harás con él? Es tu decisión… la mía es no quedarme en silencio cuando puedo contar lo que millones de Zombies gritaban… “Venganza”…