jueves, 28 de febrero de 2013

Capitulo 11, La llegada de los Otros, I Sueños de una Orgía Sangrienta


I

Sueños de una Orgía Sangrienta…

 1

 

En la habitación, Lori continuaba conversando con Lionheart, sentía que algo extraño estaba pasando, las luces estaban muy extrañas y había algo más en el ambiente que no podía identificar del todo…

-      Después, mucho tiempo después, al cabo de unos años, fue cuando mi tío David llegó de nuevo a Argentina a buscarme… Creo que habían pasado varios años, aunque no se cuantos fueron con exactitud, porque había perdido la cuenta de cuantos veranos habían pasado ya…

Las luces volvieron a fluctuar por un momento… Lori sabía que algo estaba ocurriendo en la superficie… No creía que fuera una tormenta, puesto que sentía la presencia de algo poderoso, algo se acercaba, algo con mucha fuerza estaba sobre la base en aquel momento…

-      Creo que voy a tener que cortar esto por el momento… Algo viene, algo está allá arriba, es muy poderoso para yo sentirlo aún a esta profundidad y la distancia a la que estamos, sin necesidad de concentrarme para usar mi poder…

-      ¿Tu poder?... – Preguntaba Lionell… - ¿Cuál es exactamente tu poder? Quisiera saber, conocer, escucharte más…

-      No tenemos tiempo…

Y como para darle potencia y un estado de preocupación a sus palabras, las luces se apagaron en aquél momento… 3 segundos después, cuando se encendieron las luces de emergencia, ambos tenían la mirada fija en los ojos del otro, con preocupación…

Los soldados que se encontraban en la puerta se habían puesto en alerta, y estaban apuntando con sus armas al interior de la habitación, listos para disparar en el primer movimiento brusco que observaran.

Lori y Lionell comenzaron a moverse, Lori bajaba de la cama, y los soldados al ver que ella no era la causante de lo que ocurría, bajaron sus armas. Sus ordenes eran detenerla si se volvía agresiva nuevamente, pero no lo estaba siendo, y por ende, no tenían que detenerla en ese instante.

Comenzaron a caminar por los pasillos hacía donde debía estar Atsuko, querían ver si había averiguado algo, o si conocía el motivo de estas fallas, Lori estaba segura que no eran normales…

2

A pesar de encontrarse durante el día, las luces de emergencia se encendieron en la superficie, el alambrado y cercado perdió su electricidad, perdiendo así parte de la defensa de la base.

Los soldados tomaban sus armas, se colocaban en alerta, y verificaban con más ahínco el perímetro.

Desde una de las torres, donde estuviera por última vez aquél viejo joven llamado Jhon Nieve, se encontraba su compañero, el que le había hablado por última vez aquel día en que murió de un disparo, observaba con atención hacia el exterior del perímetro.

Sabía que había un mantenimiento de los equipos programados para aquél día, pero esos mantenimientos no provocan un corto en la corriente, por lo menos no sin informar que el estado de deterioro es muy alto, y podría ocurrir…

Aunque tenía rato escuchando a los animales del bosque alrededor de la base un poco inquietos, el silencio en el que se sumió la selva repentinamente, fue completamente notable.

Ya no se escuchaba el murmullo del cerco electrificado, y era más sencillo escuchar el vuelo de las aves y sus quejas.

Los monos se habían quedado por completo en silencio, cosa que no era normal durante el día, solo lo hacían cuando presentían el peligro en los alrededores…

Por primera vez, pudo ver una hermosa guacamaya, con un extenso plumaje azul en su pecho, y el dorado y el rojo en la parte superior, alzando el vuelo, desde muy cerca, al final del perímetro del bosque, donde algo o alguien se venía acercando en esa dirección.

Informó por radio para alertar a los que estaban debajo de la torre, aquellos que cuidaban el alambrado.

Inmediatamente los soldados de planta se posicionaron cerca del enrejado exterior. Todo lo principal he importante de la base se encontraba bajo tierra, pero desde los niveles inferiores, actualmente, no deben de poder observar lo que estaba ocurriendo arriba en la superficie sin las cámaras de seguridad.

Desde el borde de los árboles comenzaba a aparecer una silueta, los rayos del sol iluminaban poco a poco el cuerpo que salía entre las sombras, con lentitud, pero firme en su andar.

Desde la torre, con la mira del rifle PSG1, el soldado observaba la sombra tomando forma. Su mirada estaba perpleja, se separó del visor para verificar no tuviera el cristal dañado o su mente le estuviera jugando alguna broma.

Se asomó de nuevo por el visor, y dedujo que sus ojos no le estaban engañando… realmente lo estaba viendo aunque no comprendía como podía ser posible, o en que momento se le había escapado un detalle tan importante como aquél…

3

Los soldados seguían de cerca a Lori y a Lionheart a sus espaldas, a través de los pasillos, iluminados únicamente por las luces de emergencia.

Por unos parlantes internos se escuchó la voz de Atsuko, alertando a las personas en la estación, ellos se detuvieron a escucharla…

-      Atención a todo el personal… Hemos tenido un ataque en la base, sección E donde se encuentran los generadores de corriente. Todo el personal debe estar atento a un ataque mayor, la información que se va a estar entregando a continuación por el soldado Martínez, son ordenes directas…

Lori y Lionheart se vieron a la cara, mientras el micrófono quedó en silencio unos pocos segundos… Se disponían a continuar caminando cuando una voz masculina comenzó a sonar por los parlantes.

-      Todo el personal debe buscar y mantener sus armas de reglamento con ellos, solo el personal de guardia tiene autorización para tener armas de ataque masivo, ya que un ataque a gran escala no ha sido aún comprobado.

       El grupo de ataque y defensa deberá buscar y eliminar a los objetivos, son tres vistos por video. Los tres poseen contextura Z normal, pero uno de ellos demostró una fuerza enorme y sobrehumana que provocó el apagón.

       En la superficie las medidas aumentaran en este momento, los grupos Alfa, Beta y Cita que se encontraban en descanso, deben subir, transmitir la información, y ayudar a mantener el perímetro.

Lori y Lionell continuaron su camino para buscar a Atsuko. Los soldados los siguieron.

-      Tengo un mal presentimiento de esto Lionell…

-      Yo también… Pero creo que no es momento de conversarlo, cuando encontremos a Atsuko diremos todo lo que pensamos.

-      El grupo Hipnos ha sido designado para limpiar la sección E de la base. – Seguía la voz por el parlante… - El grupo Gama y Delta les ayudaran con la retaguardia y serán sus respaldos. Diríjanse a la estación de armamento para más instrucciones.

Cuando se acercaban a una esquina, ya más cerca de donde estaban caminando a buscar a Atsuko, casi chocan con ella que venía corriendo, aún en la penumbra y poca iluminación de las luces de emergencia, lograron verse instantes antes para lograr evitarlo.

Atsuko y Lionell quedaron con los rostros muy cerca, Lori los observó mientras sus ojos se cruzaban, ella le transmitía algo de nerviosismo, un ataque tan cerca de su lugar “seguro” no era nada bueno, mientras él intentaba de calmarla tomándole las manos, y colocándolas en su pecho.

Lori observó la escena, y no necesitó más explicaciones para comprender que, ahí, ya había pasado algo, y que eran, muy posiblemente, más que amigos…

-      Quiero ir con el grupo que despejará la zona E…

Decía calmadamente Atsuko mientras observaba los ojos de Lionell.

-      Fui la única que llegó a ver al Z sobrehumano, por lo que lo podré identificar dándoles una oportunidad de defenderse primero de ese… Si todo su cuerpo es tan fuerte, no se como reaccione a las balas, además es un nuevo tipo que no he observado aún, y…

Lionell le colocó un dedo sobre los labios… En ese momento recordó su época en la base de operaciones Libertad Americana XIII, donde había conocido a Atsuko…

Siempre hablaba que quería conocer y estudiar todos los tipos de monstruos que había afuera, y conseguir las mejores formas de matarlos, de atacarlos y de protegerse de ellos, para que sus hijos no tuvieran que sufrir los miedos que ella había vivido esos años…

Pero cada vez que se emocionaba con algún tema, empezaba a hablar mucho, no dejaba a los demás conversar, y con ese pequeño gesto, lograba calmarla un poco, para que pudiera hablar tranquilamente.

Regresando al momento, le quitó el dedo de los labios, tuvo un impulso por continuar manteniéndola en silencio por otros segundos, pero con un suave beso… Solo que no era el momento ni el lugar.

-      Iremos a ayudar, en la superficie ya deben de estar en alerta ante la caída del electrificado ¿no crees?...

Atsuko lo veía calmadamente… parecía sumergida en su mirada, calmada, profunda… Enamorada…

-      Lo que sea que viste en la sección E no es tan fuerte como lo que tenemos arriba en la entrada principal…

Lori los interrumpió…

-      Deberíamos ir para arriba a ayudar en la superficie… No se exactamente que “es” lo que está allá arriba… - Continuaba comentando, mientras con sus manos se calentaba los brazos como si tuviera frío. – Pero lo que sea, logré percibirlo desde mi habitación sin necesidad de…

Lanzó una medio mirada hacia atrás de ella, por su vista periférica logró constatar que los otros dos soldados se encontraban aún detrás de ella… y volteó a ver a Atsuko…

No hubo necesidad de terminar la frase… Ella sabía que no le gustaba hablar de su “poder”, aquél que la contaminaba y la mataba más y más cada vez que lo usaba.

-      Esta bien… - Contestaba Atsuko… - Ciclope. Te coloco al mando del grupo X, busca a Shadowcat, y Deadpool para hacer un despliegue en la superficie y ayudar a todos los que puedan. Por esta vez espero que estés equivocada…

Lori, nombre clave Ciclope, se colocó en posición firme, le dio un saludo militar a Atsuko y volteó para comenzar con sus órdenes de despliegue, debía localizar a los muchachos y subir a la superficie…

Pero al voltearse se encontró con los dos soldados que le venían siguiendo los pasos y vigilaban que no se pusiera agresiva… Le cortaron el paso.

Uno de ellos comenzó a hablar…

-      No podemos permitirle hacer eso Psiloke… Nuestras órdenes son vigilarla para que no se ponga agresiva…

-      En ese caso soldado, - Comenzó a decir con autoridad y voz de mando que ambos soldados se colocaron en posición de firmes también. – Ante la situación actual, los relevo de esa misión y les entrego nuevas ordenes, busquen al presidente y a su acompañante, infórmenle de lo que aquí acaban de escuchar, de la situación en la sección E de la base, y el posible ataque que vamos a recibir en la superficie… ¡¡¡Marchen!!!

Los soldados lanzaron un saludo militar y se comenzaron a retirar, dándole paso a Ciclope para que tomara rumbo a su misión y sus órdenes.

Psiloke volteó a ver a Lionell…

-      Bien Lionheart… - Al llamarlo por su nombre en clave sabía que había dejado de ser personal y ya estaban hablando entre soldados en situación de combate. – Nosotros iremos a la sección E con los otros grupos a despejar y restaurar la corriente eléctrica…

Lionheart solo asintió con la cabeza… Psiloke arqueó las cejas ante su respuesta… Él lo comprendió al instante… Se puso en firme y le dio un saludo militar…

Ella sonrió, en lo que para él era una de las sonrisas más preciosas, lo jaló del brazo y comenzaron a ir en dirección contraria, hacia una de las salidas secundarias, por las que se llegaba a la sección E de la superficie más rápido…

4

Dos de los soldados se acercaban rápidamente a la reja en la superficie… Estaban nerviosos, ante lo que estaba fuera de las rejas. Nadie podía creer lo que veían…

El presidente se encontraba al otro lado de la misma con 2 de sus hombres de confianza, parados firmes y esperando que les abrieran la reja…

Cuando los soldados llegaron hasta la reja, uno de ellos creyó sentir un leve olor a putrefacción… Pero ese pensamiento se le fue inmediatamente, cuando se percató que el olor, pertenecía a un poco de excremento animal, que se encontraba en los zapatos de uno de los compañeros del presidente.

Sin embargo, mientras el compañero estaba quitando los candados y las cadenas para permitir la entrada del presidente, algo en su interior lo llevó a hacerle una pregunta, no estaba seguro si fue el momentáneo olor a putrefacción, o la sorpresa de ver al presidente fuera de la base, cuando la información que manejaba, era que aún estaba dentro de ella…

-      ¿Qué hace afuera señor Presidente?... Tenemos un corte de corriente, y todos están en alerta…

El rostro del presidente pareció temblar por un momento en el aire, como un espejismo, o una muestra de rabia, aunque el calor y la humedad eran muy fuertes y podía deberse a aquello, lo que el soldado creía haber observado en ese instante…

El presidente, parado al otro lado de la reja, comenzó a responderle, con una voz que parecía más llegar directo a la mente de los soldados, y no a los oídos…

-      Lo que haga o no fuera de la base, no debe ser de incumbencia de un soldado como tú…

El compañero terminó de soltar las cadenas y empezó a abrir las puertas de la base. Él realizó la misma acción con la otra reja… La estaban abriendo solo un poco para que los tres hombres pudieran entrar y cerrarla inmediatamente, el presidente y sus dos compañeros empezaron a entrar, y volvieron a escuchar la voz del presidente en sus mentes…

-      Terminen de abrir por completo la puerta soldados… Traemos un contingente de sobrevivientes que llegaron por mar esta mañana… Vienen detrás de nosotros…

Los tres hombres estaban caminando, con aparente normalidad, mientras del borde del bosque múltiples siluetas comenzaron a salir y a acercarse…

Los dos soldados se quedaron observando hacia el bosque, mientras el presidente y sus compañeros seguían entrando, ignorándolos, y separándose un poco entre los tres, abarcando más terreno, como para despejar el camino a los que venían detrás…

Desde el bosque las siluetas que se acercaban tampoco eran del todo creíbles para los soldados… Los dos primeros soldados que estaban junto a las rejas, observaron como sus ex - novias, que habían desaparecido, y a las que no habían visto desde hace mucho tiempo, salían de los árboles entre los primeros sobrevivientes que venían con el presidente…

Las líneas de soldados que estaban detrás de ellos, no podían comprender tampoco lo que estaban viendo, cuando a la mente de todos en la base llegó la voz del presidente como si hubiera hablado por un altoparlante…

-      Aquí están… Las promesas de un mundo posible, de un mundo mejor, se empiezan a cumplir… - Los ojos de algunos soldados comenzaron a llorar, otros comenzaron a soltar las armas al ver quienes salían de los bosques… - Aquí están sus familiares, sus amigos, sus mujeres y sus hombres… Han sido rescatados de tierra firme y fueron traídos hasta aquí, para todos ustedes…

Algunos soldados comenzaron a acercarse después de dejar sus armas en el suelo, otros se guindaron las armas y corrieron a abrazar a sus madres, o a sus hijos…

Desde la torre, el soldado pudo ver como a la base de la misma se acercaron varias de sus antiguas parejas… Dejó el arma a un lado y comenzó a gritarles para que subieran… Tres de ellas comenzaron a aglomerarse en la base de su torre, y a “gritarle” a su mente que estaban muy cansadas y no podían subir…

Pensó que no debía abandonar su puesto en ese momento, si estuviera Jhon le pediría que le cuidara la espalda un momento, pero Jhon ya no estaba,

Volteó a ver a los soldados de las otras torres… Ya estaban bajando y dejando sus puestos…

¿Porqué él no?...

El presidente y los dos hombres que estaban con él, ya se dirigían a las escaleras de acceso del complejo, mientras dos “hombres” más en la entrada de la base, se quedaban de pié a los lados de la reja, observando los “amorosos encuentros” entre los sobrevivientes y los soldados de las bases…

Uno de los hombres que se quedaban ahí observando los acontecimientos, tenía el mismo rostro del presidente, como si fuera un clon del que estaba caminando al interior de la base, el otro no era exactamente un hombre… Era la hija del Presidente, la Dra. Garrido

5

Ciclope había alcanzado los cuartos donde deberían de encontrarse Dead y Cat… Pero ellos no estaban en ese momento ahí…

Se preguntaba si la alarma los habría tomado en otro lugar de la base, y hacia donde se dirigirían en ese momento…

Recordando las órdenes impartidas por Atsuko en los parlantes, los muchachos seguramente habrían ido a buscar sus armas reglamentarias, debían estar cerca o en camino a la armería inferior.

Comenzó a correr por los pasillos hacia la armería, ella también necesitaría su armamento de reglamento, pensó que los muchachos tendrían que tomar más que sus armas de reglamento, contra lo que estaba atacando en la superficie, no sería suficiente…

Sus suaves movimientos de esquiva que había demostrado con anterioridad, continuaban surgiendo, casi como si el viento la llevara entre las multitudes que dejaba tras de sí…

Mientras corría por los pasillos hacia el área de armamento, logró divisar a lo lejos a Cat y Dead tomando sus armas… No las de reglamento, sino armamento completo, casi como si supieran que tendrían una misión especial, y a escasos 3 o 4 pasos de alcanzarlos, sintió una fuerte punzada de dolor en su cabeza…

Sintió como su único ojo parecía inflamarse y llenarse de sangre, la vista se le puso toda roja, escuchó como una parte de su mente parecía quererse partir a la mitad, comenzó a perder el equilibrio, y justo antes de caer al suelo escuchó una voz carrasposa, como de una garganta seca y llena de arena, que le hablara directo a su mente…

-      ¿Cómo llegaste tan lejos sin nosotros?... No eres lo que venimos a buscar…

Un segundo después, su cabeza estaba chocando contra el suelo, mientras Cat y Dead la alcanzaban y empezaban a verificar sus signos vitales. Las personas a su alrededor abrieron espacio y varios soldados le apuntaron con sus armas ante el miedo de lo que pudiera estar pasando…

6

El equipo Alfa ya se encontraba llegando a la superficie por las escaleras principales, estas escaleras daban entrada, en conjunto con el ascensor, al patio principal de la base.

El Equipo Beta se encontraba un piso por debajo de ellos, cuidando la retaguardia en caso de que tuvieran que retroceder corriendo, y el equipo Cita, se encontraba al final del piso inferior, las últimas puertas, resguardando la entrada de la base, en caso de que los otros dos equipos no pudieran contener lo que se les viniera encima…

-      Aquí el equipo Alfa… Estamos en la entrada de las escaleras a la superficie, no obtenemos respuesta del grupo externo por las radios, en este momento tomamos acciones de ofensiva inmediata, sin respuesta externa, saldremos como los ejercicios de emergencia y toma de la superficie. Equipo Beta y Cita confirmen que recibieron la información…

Por la radio se escuchó un leve chasquido, y luego la confirmación de ambos equipos…

En el equipo Alfa, intentaron una última vez conseguir respuesta del grupo de la superficie a través de las radios, nadie respondía…

-      Ya detrás de esta puerta deberíamos de poder recibir las comunicaciones sin el sistema eléctrico… - Pensaba el líder del grupo Alfa quien no recibía respuesta alguna. - No tenemos interferencia alguna y solo recibimos silencio… Que Dios nos proteja de lo que sea que les pasó…

Por la radio escuchó la respuesta que estaba esperando del Grupo Cita…

-      Equipo Cita listo… Explosivos y sellantes colocados… Si un Z llega hasta aquí y ustedes no han llegado, se sellará la entrada principal y deberán buscar las entradas alternas. En marcha Equipo Alfa…

No había marcha atrás, para esto se habían entrenado ya muchas veces, era el momento de ver que estaba pasando en la superficie que nadie respondía…

El líder del equipo movió la cabeza de forma afirmativa a uno de sus hombres, este abrió la puerta de golpe y comenzaron a salir en formación para verificar el escenario de la masacre…

Sin embargo al dar los tres primeros pasos se detuvieron… En un primer momento no comprendían lo que estaban viendo…

Las rejas de la base estaban abiertas en ese momento, todos los soldados de la base se encontraban en el suelo, de pié contra las cajas, tomándose de las rejas con fuerza… Todo el mundo se encontraba sumergido en una Orgia gigantesca…

Los hombres estaban desnudos, se les veía la felicidad en el rostro, mientras varias mujeres les hacían cariños, pudo ver a Angelina Jolie tomando el pene con su boca, también pudo ver a Jordan Carver y a Ashlynn Brooke que le besaban y acariciaban el estomago mientras Eva Angelina le comía los labios… Se los besaba… Cuando volvió a ver bien lo estaban besando, no comiendo…

Por todos lados, hombres y mujeres se habían despojado de cualquier pudor, estaban teniendo sexo salvaje, al aire libre…

Pero… ¿Quienes eran esas personas con las que tenían sexo tan salvaje, lujuriosa y deliciosamente?, ¿Cómo podían estar esas actrices, modelos y estrellas pornos de sus sueños, estar en ese lugar cumpliendo fantasías a los soldados?... Pensaba el líder mientras se dejaba llevar por la escena…

El deseo comenzó a crecer en la mente del grupo Alfa, las hormonas comenzaron a dispararse en sus cuerpos, una sensación de felicidad y orgásmica comenzó a invadirlos en aquél instante…

Casi como de la nada, un hombre se le plantó enfrente al líder del grupo en ese instante… No estaba seguro de donde había salido o como se le posicionó enfrente, sin que este pudiera ver de donde había salido…

Pero al verle la cara, se asustó por un momento, se colocó en posición de firme y saludó enérgicamente al presidente…

-      Hemos encontrados estos sobrevivientes, y los soldados están tomando su tiempo para saludarse y relajarse con sus seres queridos soldado… Pueden bajar sus armas…

La voz parecía haber llegado directo a su mente, a su cabeza, como si hubiera atravesado piel, carne y hueso al mismo tiempo…

Ordenó a los demás hombres que bajaran también sus armas, he informó por la radio a los hombres que estaban en el grupo Beta y Cita que tenían al presidente en la superficie…

-      Repito, el presidente está aquí, permitan su paso seguro a las instalaciones…

Los hombres de los grupos Beta se vieron las caras con sus compañeros, mientras los del grupo Cita estaban sin comprender a que se refería con “El presidente está aquí, permitan su paso…” si el mismo ya debería de encontrarse en la zona de seguridad de la base en sus oficinas…

-      Algunos sobrevivientes empezaran a descender con nosotros… Ustedes busquen entre la multitud, deben de estar también, posiblemente, algún familiar o alguien que quieran ver con todo su corazón de nuevo…

Cuando el Presidente les informó esto, como una orden directamente a la mente, el líder del equipo volteó a ver de nuevo a la multitud, con esperanzas de que sus palabras fueran ciertas y pudiera ver de nuevo a su esposa y su hija…

Y ahí entre las personas que seguían al presidente estaban ellas, venían corriendo directo hacia él… soltó su arma hacia su espalda por su correa, se preguntó por un segundo ¿Cómo me reconocieron con todo este equipo encima?... Pero ese pensamiento se desapareció de su mente cuando el peso de su esposa y su hija, que les habían brincado, lo habían tumbado… Para llenarlo de besos y abrazos, que podía sentir aún a través de todo el traje y toda la protección que tenía encima…

El presidente y sus dos acompañantes principales comenzaron a ingresar en las instalaciones y las escaleras, mientras los demás soldados del equipo Alfa continuaban su salida al encuentro con sus familiares, y sentían como tenían suficiente fuerza para arrancarles el equipo y la ropa, para poderse sumergir en la deliciosa marea de sexo y orgía sangrienta que se presentaba en la superficie…

El equipo Beta observó como el presidente, y dos de sus hombres, comenzaban a entrar por la puerta que, segundos antes, había salido el equipo Alfa.

No podían creerlo pero las palabras de ellos eran verdad, el presidente estaba ahí y quería bajar…

Comunicaron por radio al equipo Cita, aún más confundido que nunca, que tenían al presidente y lo acompañarían a bajar en ese momento…

A la mente de los miembros del equipo Beta les llegó, con un pequeño dolor de cabeza, la voz del presidente dándoles ordenes…

-      Estamos un poco cansados del viaje… Por favor ayúdenos a bajar estas escaleras sin caernos… Ya abajo podrá dejarnos de nuevo…

El líder del equipo Beta tomó por los hombros al presidente inmediatamente, y le hizo seña a dos de sus hombres para que ayudaran a los hombres que con él estaban también, para descenderlos hasta el interior de la base.

7

Psiloke y Lionheart ya habían alcanzado a los grupos que irían hasta la sección E de la base, estaban verificando su equipo y armamento en ese momento…

-      Espero que Ciclope se equivoque sobre lo que estaba sintiendo en la superficie… En todo caso, debemos restaurar lo más pronto posible la corriente eléctrica.

-      ¿Qué crees que podría ser tan poderoso para que Ciclope lo sintiera sin activar su poder?... – Respondía Lionheart…

-      En este momento me vienen varias ideas… Pero no me gusta ninguna de ellas… Una vez restauremos la energía, podremos tener de nuevo un panorama claro, de lo que ocurre en la entrada principal… ¿Estas listo?

Lionheart realizó un gesto afirmativo con la cabeza. Los hombres también confirmaron quitándole el seguro a las armas, cargando la primera bala en las pistolas y poniendo en punto todo lo que habían preparado…

-      Recuerden señores… - Decía Psiloke – Siempre es importante apuntar a la cabeza. Cuando identifique al sujeto Z que voló el cuerpo del técnico como si fuera un trapo, será el primero que deberemos eliminar, cuidando las espaldas de los otros dos, ya que no sabemos si sean iguales de fuertes…

       Por último, y no menos importante, no se dejen alcanzar por ellos… No creo que alguno aguante un golpe de esa cosa…

El equipo comenzó a moverse, caminaban verificando cada esquina, cada rincón, cada una de las puertas que pasaban por un lado, era verificada si estaba abierta, no entrara ya alguna criatura y se ocultara en el interior de la base.

Psiloke y Lionheart estaban al frente, ella tenía que identificar el objetivo principal, él quería seguir protegiéndola de lo que se viniera encima.

Llegaron hasta la puerta que daba con el exterior de la base, los hombres de los grupos que estaban con ellos, se posicionaron a cierta distancia por detrás, para cubrir las retiradas y las espaldas de los hombres que estaban al frente, Lionheart y Psiloke sentían que estaban listos para cualquier cosa que se pudieran encontrar al atravesar la puerta que tenían enfrente.

Pero ningún ser humano en la base, estaba mentalmente preparado para lo que podían llegar a observar.

Al abrir la puerta, sintieron un pequeño vapor lanzarse encima de ellos, podía ser el cambio de temperatura entre el interior de la base y el exterior, aún así, retrocedieron para verificar que no tuvieran a las criaturas pegadas de la puerta.

Al disiparse, lo que pareció unos segundos de espejismo ante sus ojos, pudieron ver a las tres personas que se encontraban en el frente de la entrada…

Psiloke, comenzó a sonreír, sus ojos se iluminaron, su padre había regresado, su madre estaba con él, y detrás de ellos Jhonny Deep la saludaba con una sonrisa de complicidad, como si se conocieran de toda la vida…

Lionheart, por su parte, estaba también perplejo y alegre al mismo tiempo, tenía frente a él, a su ex – novia, su madre y a Brittany con su ropita de tenista, medio mojada del agua de la ducha, saludándolo y sonriéndole…