viernes, 21 de octubre de 2011

Capitulo I “Notas del Autor. I”


Capitulo I
“Notas del Autor. I”

     Una vez culmine cada una de las secciones y de las cosas que he investigado sobre este Apocalipsis que azotó y aún azota la tierra en muchas tierras no reconquistadas, iré incluyendo notas personales, para complementar información relevante, para contar alguna parte de mi historia personal, pero buscaré no descuadrar mucho el contexto general del tiempo, en cuanto al orden de las cosas que he descubierto y como se esparció todo esto en el planeta entero, sin dejarle muchas esperanzas a la humanidad.

     También quiero aclarar de una vez, que tengo mucho material, tengo material para inculpar a los gobiernos, a los civiles, doctores, y muchas personas sin importancia o de un nivel que me da miedo mencionar. Muchas de las cosas que escribiré aquí no tienen porque precisamente ir ocurriendo en un orden estricto, algunos pudieron pasar antes o después, y si en algún  momento encuentro información relevante sobre cosas que ocurrieron antes de algún acontecimiento al comenzarlo a escribir lo explicaré.

     El capitulo anterior, fue un escrito que encontré en un diario dentro de un geriátrico en una ciudad al sudoeste de Maine. Tiene mucha información relevante, y también posee información relevante sobre Alex y lo que ocurrió con él durante “la peste” en su peor momento. Pero no posee la historia completa, y en este momento tengo información relevante sobre otros lugares y otras investigaciones realizadas en la clandestinidad y a escondidas sobre este virus descubierto.

     También les puedo adelantar que la Dra. Garrido que se menciona en este escrito, parece ser la misma Dra. Garrido famosa actualmente por conseguir buena parte de los datos que ayudaron a los militares retomar las tierras actuales. Así como es la líder especialista médica de las Naciones Unidas del Continente Americano (UNAC por sus siglas en ingles, ya que en español el nombre de NUCA me parece con algo de falta de seriedad para el contexto de este libro) él cual es actualmente en forma entera todos los territorios libres del continente Americano en un único país.

     Los idiomas hablados son el español y el ingles. En este continente no se lleva mucho los demás idiomas anteriores al Apocalipsis, pero se mantiene más o menos las jerarquías. Hasta ahora los “países” que existían antes, ahora son provincias a las cuales están siendo usadas, según sus posibilidades y terrenos liberados. Así pues, en America Central se están usando las tierras para cultivos principalmente. Los bosques están aún sin conquistar en su mayor parte, ya que entre los animales salvajes, Ellos, y las tribus indígenas que lograron sobrevivir, (entre muchos otros factores como los salvajes, los niños de la NEW AGE como son llamados a los niños que crecieron y sobrevivieron entre Ellos sin ayuda de los adultos, las ciudades fortalezas que siguen sin aceptar la ayuda del exterior y un largo etcétera más…) entre todos ellos ha sido imposible retomar las tierras.

     Estas tierras sin conquistas son llamadas Tierras Salvajes, aunque los soldados para reírse de ellos los llaman las Tierras de las Hadas, y otros Las Tierras Infernales. Pero sigo adelantándome a cosas que, si estas leyendo esto, ya las conoces, puesto que conoces nuestra realidad actual, mientras que ahorita busco es escribir como pudimos llegar a todo esto…

     Una vez que encontré el diario en el geriátrico y comencé a investigar sobre las personas que aparecían en ella, intenté de comunicarme con la Dra. Garrido la cual no quiso responder ninguna de mis preguntas, ni otorgar entrevistas. De Aníbal me enteré de algo súper especial, pero es ya de la época de preparación para la reconquista, así que lo contaré mucho más adelante.

     Se que la información del video que nos mostró Alex en su diario, daba fácilmente para un capitulo aparte, pero me pareció mejor contarlo de una vez al igual que él lo había contado en su diario. Pues yo aquí solo estoy contando la historia de todos ustedes.

     Actualmente es muy difícil encontrar información histórica, las bibliotecas nacionales no han sido reconquistadas aún todas, y muchas fueron quemadas por los “usuarios” de sus instalaciones durante la “Época de Sobrevivencia” que vino luego del Apocalipsis inicial. Otras no han sido aún alcanzadas por los escuadrones de la UNAC y por ende no son seguras aún para su visita, con la subsecuente falta de información con la cual darles mas detalles sobre ese pueblo fantasma donde posiblemente se dio un primer indicio de lo que preparaba el futuro a la humanidad.

     Les puedo también contar que la razón por la que fui a ese lugar a buscar información, es porque un compañero de las instalaciones de sobrevivencia Esperanza Americana XIII donde estuve recluido y logre mantenerme con vida, uno de los enfermeros me informó que él trabajaba en ese lugar,  y tenían un loco que siempre decía que había visto a la muerte caminar, que su pueblo se convirtió en fantasmas en vida, en búsqueda de venganza y cosas así locas. Cuando el Apocalipsis lo alcanzó, el haber escuchado a ese “loco” y saber que la cabeza era el punto débil de los infectados, (por lo menos con la mayoría al principio de todo esto), fue lo que le permitió salvarse y estar donde estábamos.

     No así con su familia que perdió en sus manos y tuvo que matar a su esposa por sí mismo, sin poder hacer lo mismo con su hijo al que le fallaron las fuerzas. Tal vez después escriba su historia, así sabrá que puso su granito de arena en todo esto si aún esta con vida y lee este libro.

Al leer en el diario de Alex, que cerca del geriátrico donde se encontraba habían salido las noticias de un posible brote inicial, me puse a buscar cual fue ese pueblo. Mi búsqueda me llevo hasta un pueblo cercano, que ya fue reconquistado por la UNAC, en la cual milagrosamente, existe un vagabundo en la calle, que decía ser uno de los ciudadanos que vivía en esa ciudad antes del Apocalipsis siendo apenas un niño en esa época.

Me contó que cuando era pequeño, ya tocando la adolescencia, solía ir con sus amigos a jugar en la base de unas montañas al oeste de ahí, donde un día habían descubierto lo que parecía ser una entrada a una cueva. Pero cuando los niños y él estaban ingresando, fueron sorprendidos por guardias, cámaras de seguridad y muchas armas.

Él había logrado salir del lugar porque era el último de atrás de los muchachos, y se escondió, para no ser capturado como sus amigos y compañeros. Al regresar al pueblo encontró al alguacil en su casa, al parecer les habían informado que nos habíamos escapado de la escuela, y se iba a organizar una búsqueda de él y de sus amigos para saber si se habían desaparecido extrañamente en los bosques.

En esa época, había varios casos de personas desaparecidas, que luego eran encontradas con mordidas y el cuerpo destrozado por mordidas de animales salvajes o algo así. Por lo que creían que algún gato montañés o algo así se encontraba en las cercanías del pueblo.

Se escondió en su sótano, en su “escondite secreto” que era una habitación detrás del horno que había descubierto años atrás, por el que se pasaba por una pequeña rendija y su papá le había dicho que seguro era de la guerra civil. Ahí tenía juegos, comida y agua suficiente para pasar varios días. Y cuando sintió que los policías y demás se habían ido de su casa, salio con sus padres, y les contó lo ocurrido y porqué no había querido salir, al ver que eran soldados los que habían atrapado a sus amigos.

La familia decidió salir del lugar, y se fueron mucho antes del brote, sin decirle a nadie que habían encontrado a su hijo ni a donde iban. Solo que estarían una temporada en casa de sus familiares, pero no especificaron cuales ni por cuanto tiempo.

Mis pasos me llevaron a la montaña y a sus bases. Me costó muchos días, y el defenderme de por lo menos una docena de Ellos, pero no encontré las instalaciones. Sin embargo a uno de Ellos, de las criaturas que maté en defensa propia, tenía una bata médica, le faltaba el brazo izquierdo y le encontré una pequeña libreta en los bolsillos en la cual tenía pequeñas anotaciones que colocaré aquí. No están tan detalladas como el diario de Alex, pero pueden dar a entender lo que hacía y demostrar que esas instalaciones sí existen.